El estrabismo es la desviación que se produce cuando los ojos no pueden mantener su paralelismo normal. La alineación correcta del eje de ambos ojos se logra gracias al equilibrio entre los músculos oculomotores. Éstos son los que se encuentran insertados en la parte más externa del globo ocular. Si esta coordinación se pierde, aparecerá la desviación o estrabismo. En la actualidad existe la toxina botulínica como tratamiento de la desviación en ojos (mejor conocida como Botox). Ésta consigue corregir el problema de forma mucho menos invasiva que la cirugía, aunque no se pueda utilizar en todos los casos.

La toxina botulínica como tratamiento del estrabismo

El botox es una neurotoxina que actúa sobre los músculos provocando una parálisis, y se utiliza con mucha frecuencia en el sector estético, pero también en otros ámbitos médicos. En oftalmología, se inyecta esta sustancia en el músculo oculomotor que corresponda en cada caso, para paralizar su acción reduciendo o eliminando la desviación del ojo. Se trata de un proceso muy rápido cuya aplicación requiere poco más de 5 minutos. En los adultos, basta con administrar anestesia tópica en el ojo a tratar, pero en los niños, conviene el uso de anestesia general para garantizar la total inmovilidad del paciente. Se trata, en todos los casos de un tratamiento ambulatorio.
La toxina botulínica como tratamiento de la desviación en ojos oftalmologo barcelona garcia de oteyza estrabismo

Cómo actúa la toxina botulínica como tratamiento de la desviación en ojos

El efecto del botox no se nota en el momento de inyectarlo, sino que comienza a actuar entre el segundo y el décimo día desde su administración. El efecto de la toxina botulínica dura entre tres y seis meses. Durante este tiempo, al estar el músculo dominante paralizado, su antagonista se irá fortaleciendo hasta recuperar el equilibrio entre ambos. En muchos casos, el estrabismo desaparece de manera duradera y en otros se requiere una nueva aplicación de toxina botulínica. Si el especialista lo considera necesario, se puede alternar el tratamiento con la oclusión de uno de los ojos para evitar la ambliopía en caso de los niños o la diplopia en caso de los adultos.
En los primeros días tras la aplicación de la toxina, tiende a aparecer una desviación hacia el lado contrario (si el ojo se desviaba hacia dentro, tras el Botox, se desviará hacia afuera). El paciente también puede presentar una ptosis o caída del párpado y en ocasiones puede darse una desviación vertical. Estos síntomas son transitorios y desaparecen en poco tiempo.

estrabismo toxina botulínica como tratamiento de la desviación en ojos oftalmologo estrabismo

 

 

Ventajas de la toxina botulínica en casos de estrabismo

La mayor ventaja del procedimiento con toxina botulínica para el tratamiento de la desviación de los ojos, es la rapidez de su aplicación y su sencillez, en comparación con la cirugía. Además es apta, tanto para niños como para adultos y una excelente alternativa para aquellas personas cuyo estado se salud no sea compatible con el uso de anestesia. También, con el tratamiento de Botox, no se alteran los músculos como sí ocurre mediante la cirugía, pues lo que se persigue es forzar el equilibrio muscular.
En la Clínica Oftalmológica García de Oteyza somos expertos en estrabismo y trabajamos con material y técnicas adaptadas a las necesidades de niños y adultos de todas las edades.
Contamos con doctores oftalmólogos y cirujanos con una gran experiencia y reconocimiento internacional en estrabología. Incluyendo también, la aplicación de la toxina botulínica como tratamiento de la desviación en ojos.
Si quieres la valoración de un especialista de tu caso particular o de tu  hijo, solicita una visita en la Clínica Oftalmológica García de Oteyza. Puedes contactarnos en el teléfono 93 418 67 89 o en info@garciadeoteyza.es. También puede reservar una cita directamente desde nuestro apartado web de contacto.