Aunque no es mi propósito en este escrito intentar saber más que los ópticos sobre el tema, sí creo necesario apuntar mi parecer, basado en la experiencia de más de 35 años, sobre las características que tienen que tener las gafas para los niños en el mundo infantil.

Hay que empezar diciendo que la gama de modelos de monturas de gafas para los niños es muy escasa y a mi juicio muy poco atractivas.

Siempre he pensado que en las ópticas tendrían que tener clasificadas las monturas en relación al tamaño y forma de la nariz del cliente pues no es lo mismo una nariz de un niño, apenas desarrollada, que la de un adulto con una nariz prominente, ni tampoco la nariz de un asiático que la de un individuo de raza negra o una nariz intervenida con fines estéticos.

1. 2.montura mal adaptada gafas para niños 2 3.montura mal adaptada gafas para niños

Ejemplo de montura mal adaptada.

Arriba a la izquierda (imagen 1) de frente en la que se observa la montura deslizada hacia la nariz quedando los cristales completamente descentrados en altura. Las imágenes central y derecha (imagen 2 y3) sirven para explicar cómo debería estar situado el puente para una correcta utilización de la montura. Nótese en la fotografía de la derecha (imagen 3) que la montura no se cae a pesar de no pasar la varilla por detrás de la oreja.

Es lamentable ver tanto adultos como niños con unas gafas bonitas pero que se les resbalan continuamente  hacia abajo con lo cual se crean dos problemas. Uno funcional puesto que los cristales están centrados para una zona determinada y fuera de ésta la visión no es buena (tanto peor cuanto mayor la graduación) y otro estético que se entiende por sí mismo…

 

Tres ejemplos de monturas inadecuadas para niños Tres ejemplos de monturas inadecuadas para niños Tres ejemplos de monturas inadecuadas para niños

Tres ejemplos de monturas inadecuadas para niños

 

Por ello, creemos que el profesional de la óptica debería aconsejar la montura poniendo al cliente de perfil y, según vea el relieve de la nariz, indicarle cuál es la más adecuada para su caso. Esta situación es especialmente importante en el caso de la elección de gafas para los niños.

Es cierto que, dada la escasa oferta de monturas para niños en relación a la existente para los adultos, cuesta mucho trabajo convencer a los padres de que hay que priorizar una gafa bien asentada en su sitio que una gafa bonita pero que se resbala continuamente.

Por ello, en la Clínica Oftalmológica García de Oteyza hacemos hincapié a los padres de todos nuestros pacientes pediátricos de la importancia de escoger una montura adecuada para su hijo y para su mejor comprensión disponemos de monturas específicas y fotografías de pacientes con monturas mal adaptadas para que comprendan la situación y puedan valorar las monturas que les ofrecen en las ópticas.

La característica más importante que tiene que tener una montura infantil es que el puente debe ser bajo y, cuanto más pequeño es el niño, más bajo. Este tipo de monturas son difíciles de encontrar en España en relación a la oferta de otros países como Italia o Francia y cuando se encuentran solo están pensadas hasta los 10-12 años, siendo a partir de esta edad bastante similares a las de los adultos en cuanto al puente que es más bien alto.

Además, la montura tiene que ser de pasta. Existen en la actualidad materiales muy ligeros, estéticos y resistentes como el titanio que duran mucho pero a costa de deformarse con facilidad y al final el niño lleva las gafas torcidas sin cumplir su función.

 

gafas para niños oftalmologo barcelona gafas para niños oftalmologia barcelona garcia de oteyza gafas para niños oftalmologia barcelona

Tres casos con montura de puente bajo bien adaptados a la facies infantil

 

Es muy frecuente ver a niños con gafas que llevan una goma elástica por detrás para ajustarlas a la cabeza y no se caigan. También es frecuente oír comentarios de padres que dicen que tienen que acudir a su óptico cada dos por tres a que “ajusten” la montura de sus hijos porque se resbalan. El óptico se limita a incurvar las patillas cada vez más, produciendo a la larga molestias en la parte posterior de las orejas. Estas dos circunstancias certifican la incompetencia de la montura que se debería cambiar de inmediato.

 

Dr. Juan García de Oteyza
Oftalmólogo